Noticias

Criocirugía proviene de las palabras griegas cryo «helada» y cirugía cheirourgiki «mano de obra» o «trabajo manual»

Es una técnica poco cruenta que no requiere anestesia total. Se puede realizar bajo sedación, lo que la convierte en una técnica ideal para pacientes gerontes débiles o pacientes con riesgo a la anestesia.

 

La criocirugía es una técnica altamente eficaz para una amplia gama de patologías, malignas y benignas. Con la indicación correcta y la experiencia adecuada, se convierte en un método seguro que garantiza excelentes resultados.

FACTORES DETERMINANTES

Para garantizar el éxito terapéutico es necesario realizar el diagnóstico correcto, conocer el comportamiento de dicha enfermedad, tamaño, volumen de la masa y profundidad de la lesión a tratar, para así poder elegir el dispositivo correcto (puntas), la temperatura adecuada en la punta criogénica y el tiempo y cantidad de ciclos a realizar, ya que existen diferencias en la cantidad de ciclos, la profundidad y tiempo de aplicación según se traten lesiones malignas o benignas.

La acción del frio consta de tres fases:

  1. Fase inmediata: ocurre al superarse el umbral del tejido a la congelación. Las lesiones se producen específicamente en el proceso de descongelación en el cual sucede la ruptura de la membrana celular, cristalización intra y extra celular, deshidratación intracelular, desnaturalización de proteínas y alteraciones metabólicas del tejido. Los microcristales formados dentro de la célula provocan severos daños y su muerte.
  2. Fase mediata: aparece unas horas después de la aplicación del frio. Hay un aumento en la permeabilidad vascular, extravasación de líquido capilar al medio extravascular, trombosis de la microcirculación con isquemia y en la etapa final, necrosis tisular.
  3. Fase tardía: a las 24 horas aparece una ampolla que contiene líquido serosanginolento con edema circundante. Esta ampolla generalmente se rompe a las 48 hs y en aproximadamente 15 días se observa una costra que se desprende entre los 21 a 28 días con la aparición de tejido de granulación que luego es reemplazada con una cicatriz. La cicatrización se produce por epidermización, desde los márgenes hacia el centro y a través de un tejido epitelial fuerte, viable, hipopigmentado y carente de estructuras anexas.

AGENTES CRIOGÉNICOS

Los agentes criogénicos son gases que pueden ser convertidos al estado líquido y tienen la capacidad de extraer calor de tejidos vivos.

Los agentes más utilizados son el nitrógeno líquido y el argón. El nitrógeno líquido es el agente de elección en la criocirugía, por tener punto de ebullición extremadamente bajo (-195,8 oC) y ser efectivo en lesiones benignas y maligno. Es incoloro, inodoro, no inflamable, atóxico, inerte y, aunque es extremadamente potente es seguro a la manipulación, siempre que las precauciones básicas sean tomadas.