Cirugía

Primum non nocere «ante todo no hagas daño». Hipócrates

Antes del tratamiento quirúrgico, los mejores cirujanos y propietarios conocen el diagnóstico del cáncer, su comportamiento biológico, posibilidad de cura, cantidad o «dosis» de cirugía necesaria para la cura, y las alternativas o adyuvantes requeridos para acrecentar la calidad y cantidad de vida del paciente.

La cirugía es la modalidad más antigua en la terapia del cáncer humano y animal. El creciente éxito de la oncología quirúrgica se relaciona principalmente con el desarrollo de nuevas técnicas operatorias, integración de la cirugía con otras modalidades terapéuticas, y el conocimiento de la biología y comportamiento tumoral. Debe ser realizada dentro de principios técnicos ya establecidos. La cura del cáncer debe ser la principal prioridad, en tanto la calidad de vida del paciente mejore en el proceso.

El procedimiento de citología o biopsia debe realizarse antes de la intervención quirúrgica: es fundamental conocer el diagnóstico tumoral antes de implementar procedimientos definitivos, ya que esta información permite planear las técnicas quirúrgicas apropiadas y también mejora la probabilidad de cura.

Antes de realizar la intervención quirúrgica, se deben valorar: edad del paciente, estado nutricional y metabólico, grado de oxigenación tisular, estado inmune, potencial reparador y patologías concurrentes. Cuando sea necesario, se deberá realizar la extracción y examen de los ganglios linfáticos regionales.

Tipos de cirugías oncológicas

  • Cirugía definitiva para el cáncer primario
  • Cirugía para la enfermedad residual
  • Cirugía para la enfermedad metastásica
  • Cirugía para emergencias oncológicas
  • Cirugía paliativa
  • Cirugía para reconstrucción y rehabilitación

Muchas veces las cirugías oncológicas se complementan con otras modalidades terapéuticas, ya sea en el mismo momento como la electroquimioterapia o la criocirugía del lecho quirúrgico, con el objetivo de ampliar márgenes de seguridad, o antes o después, como la quimioterapia, la cual puede ser neoadyuvantes (antes de la intervención quirúrgica) o adyuvante (posterior a la intervención quirúrgica).