Criocirugía

UNA TÉCNICA DE RÁPIDA DESTRUCCIÓN POR CONGELAMIENTO

Consiste en la destrucción de lesiones neoplásicas por congelamiento local cronometrado, mediante la aplicación de nitrógeno líquido a través de instrumental especial. Al congelar, las células mueren y no pueden multiplicarse.

Es una técnica médica que consiste en utilizar una sustancia especial —nitrógeno líquido— confinado a un aparato, para congelar (-196°C) y necrosar la región comprometida por una enfermedad dermatológica o neoplásica.

Es una intervención poco cruenta que no requiere anestesia total. Se puede realizar bajo sedación, lo que la convierte en la ideal para pacientes gerontes débiles o pacientes con riesgo a la anestesia.

El principio básico de la criocirugía es la rápida congelación y la lenta descongelación del tejido, de manera tal que el tiempo de descongelación duplique al tiempo de congelación para facilitar la formación de cristales grandes, rehidratación celular, disrupción de la membrana y garantizar la muerte celular.

  • Es una técnica poco cruenta que no causa grandes defectos
  • Muy raro que genere infecciones secundarias
  • Ideal para pacientes gerontes, débiles o con riesgo a la anestesia
  • Posibilidad de abordar en regiones de difícil acceso: cavidad oral, conducto auditivo, región nasal, región palpebral, región perianal, región interdigital
  • Lesiones de gran tamaño no pueden ser tratadas con esta técnica. Es una técnica inadecuada para lesiones profundas.

PUEDE SER UTILIZADA INDICADA COMO COMPLEMENTO DE OTRAS INTERVENCIONES

Es la cirugía indicada para tratar lesiones malignas como carcinoma de células escamosas, carcinoma baso celular, adenocarcinomas, hemangiosarcoma cutáneo, neoplasias en órganos cavitarios, osteosarcoma y melanomas. Lesiones benignas como piodermatitis, dermatosis solares, queratosis actínica, papilomas, epiteliomas, granuloma de origen infeccioso y no infeccioso, queloides, verrugas benignas y angiomas.

La dosis de nitrógeno y el tiempo de congelado varían según el espesor de la piel, vascularización, tipo de tejido y características de la lesión.

Esta técnica puede utilizarse sola o combinarse con otros métodos como ser la cirugía convencional, quimioterapia y electroquimioterapia.

La destrucción depende de:

  • La relación entre tiempo rápido de congelación
  • El tiempo de descongelación lento
  • El tipo celular
  • La cantidad de ciclos

La criocirugía es una técnica altamente eficaz para una amplia gama de patologías, malignas y benignas. Con la indicación correcta y la experiencia adecuada, se convierte en un método seguro que garantiza excelentes resultados.

FACTORES DETERMINANTES

Para garantizar el éxito terapéutico es necesario realizar el diagnóstico correcto, conocer el comportamiento de dicha enfermedad, tamaño, volumen de la masa y profundidad de la lesión a tratar, para así poder elegir el dispositivo correcto (puntas), la temperatura adecuada en la punta criogénica y el tiempo y cantidad de ciclos a realizar, ya que existen diferencias en la cantidad de ciclos, la profundidad y tiempo de aplicación según se traten lesiones malignas o benignas.